El chile jalapeño

chiles jalapeños encurtidos

El famoso y apreciado chile jalapeño, es el fruto de una plata que pertenece al mismo género al que pertenecen todas las plantas de chile, el género Capsicum, y constituye una de las múltiples variedades de la especie annum.

La planta del jalapeño es de tipo perenne, y su cultivo es normalmente anual. Es de tamaño pequeño, llegando a medir entre 80 y 100 centímetros. Su período de floración está comprendido entre los meses de mayo y agosto, mientras que produce su fruto entre los meses de julio y noviembre.

Al igual que casi todas las demás variedades de chiles, el jalapeño también es originario de América, habiendo tenido su origen en los Andes y expandiéndose luego hacia el resto del continente, tal y como hemos explicado en el post sobre su primo, el chile habanero.

No obstante, al igual que otras variedades de chile, la civilización azteca desarrolló enormemente su cultivo y aprovechamiento gastronómico, legando una importantísima tradición de su consumo en lo que hoy es la nación Mexicana. Esta variedad particular de la especie Capsicum annum debe su nombre a la ciudad de Xalapa, en el Estado de Veracruz, en México.

Propiedades nutritivas y aportes a la salud similares al habanero

Al igual que ocurre con el chile habanero, el chile jalapeño contiene capsaicina, la sustancia química que es responsable del picor del chile, aunque en menor cantidad. Como ya explicamos en el post referido al habanero, la capsaicina tiene importantes propiedades analgésicas y antioxidantes, por lo que ayuda a prevenir la enfermedad coronaria y en general contribuye a la salud del sistema cardiovascular, ya que actúa como vasodilatador, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo los niveles de presión arterial. Asimismo, la capsaicina funciona como un poderoso análgesico, efectivo para tratar diversos tipos de dolencias.

Por otra parte, su alto contenido de vitamina C, contribuye al fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico, así como a prevenir diversos tipos de cáncer, favorece la salud de los tejidos y previene el envejecimiento de la piel.

Por último, el jalapeño consumido en cantidades moderadas, coadyuva a la salud de nuestro sistema gastrointestinal, al igual que las otras variedades de capsicum.

¿Qué tan picante es el jalapeño? Conozcamos a La escala Scoville

Ahora bien, hablemos un poco sobre el picor del jalapeño. ¿Sabías que existe una escala para medir su picor?

La llamada escala Scoville es una escala de medida del grado de picor que fue desarrollada por el químico farmacéutico de origen norteamericano Wilbur L. Scoville en el año 1912.

El fin de la escala era poder medir objetivamente el grado de picor –o dicho en términos científicos, el grado de pungencia-, contenido en cada especie de pimiento o chile picante, ya que para ése momento sólo se podían dar apreciaciones de tipo subjetivo o individual sobre el grado de picor de cualquier tipo de chile.

La técnica es bastante sencilla, y consiste en diluir el chile en cierta cantidad de agua con azúcar medidas cuidadosamente, hasta que la solución deje de ser picante o lo que es lo mismo, de provocar pungencia. De esa forma puede establecerse una escala, ya que mientras más picante sea alguna especie de chile, requerirá mayor cantidad de agua con azúcar para diluirse y dejar de picar.

Sin embargo, aunque este método fue muy ingenioso y novedoso para la época, tiene la debilidad de que el criterio de medición del grado de picor o pungencia del chile sigue siendo subjetivo, porque depende de un sujeto que pruebe la solución y determine, mediante su sentido del gusto, si considera que la solución en cuestión es picante o no.

Tomando su escala como base de medida el llamado ají gustoso y sus variedades, del que también hablamos en otro post –de tipo dulce, no picante- tiene un valor de cero. En el lado opuesto de la escala está la capsaicina pura, con un valor de 16 millones de unidades de calor Scoville. La capsaicina, como hemos explicado en otro post sobre el chile habanero, es el compuesto químico orgánico responsable del picor en las variedades picantes de chile.

Por su parte, el protagonista de nuestro post de hoy, el chile jalapeño, tiene un picor comprendido entre las 2500 a 5000 unidades de Scoville, mientras que su primo lejano, el chile habanero, puede situarse entre las 100.000 y las 350.000 unidades de Scoville, En todo caso, la escala de Scoville nos permite determinar el picor del jalapeño como suave, o moderado.

Chiles jalapeños horneados

Primero debemos precalentar el horno a 450° F

Debemos abrir los jalapeños por la mitad de forma longitudinal, quitarles las semillas y la membrana interior y secarlos por dentro con toallas de papel.

En segundo lugar preparemos el relleno de los jalapeños. Para ello colocaremos aproximadamente 250g de queso crema y ½ taza de queso amarillo rallado en un bol, junto con una cucharada de cebollín finamente picado y adobo al gusto, y procedemos a mezclar.

En tercer lugar mezclamos en un recipiente mediano 1 taza de pan rallado, 1 cucharadita de pimentón molido y adobo al gusto y removemos hasta mezclar totalmente.

En cuarto lugar batimos ligeramente 2 huevos con una cucharadita de agua en un tazón mediano.

En quinto lugar, procedemos a armar los jalapeños. Con una cuchara pequeña introducimos la mezcla de queso dentro de cada jalapeño y los sumergimos en los huevos batidos, para luego cubrirlos con la mezcla de pan rallado. Hecho esto, los jalapeños están listos para ser colocados en una bandeja para hornear previamente engrasada. Debemos colocarlos de forma que el relleno quede hacia arriba y cepillarlos ligeramente con aceite de oliva haciendo uso de una brocha de cocina.

Finalmente, debemos hornear los jalapeños por unos 20 minutos, hasta que el queso se derrita y se doren las migajas de pan. ¡Y a disfrutar!

Taino Farm Farm Tour and river float

Farm Tour

digging and planting

Internship